viernes, 5 de junio de 2015

Gobernar para la Minoría

No puedo evitar escribir esta entrada porque lo que la provoca inunda las calles, los telediarios, los periódicos y la vida diaria de todos los españoles. Me temo que no nos dejan muchos sitios para escondernos de esta avalacha que es la política hoy en día.

La cuestión que me preocupa es cómo puede alguien escoger como eslogan para su campaña electoral "gobernar para la mayoría". ¿Ningún publicista, experto en márketing, asesor de cosas varias o mente lúcida ha sido capaz de deducir la trascendencia de esas cuatro palabras?
Para empezar, el verbo "gobernar". ¿Sólo les interesa eso, gobernar? Nada de colaborar, ayudar, contribuir, incluso valdría organizar... trabajar. ¿Dónde está el sacrificio a los demás que tanto pregonan en "gobernar"? Porque yo no lo veo.
Pero lo que más me provoca es la segunda parte del eslogan: ¿qué pasa con la minoría, señores? Discapacitados, Personas con enfermadades raras, Ancianos, Inmigrantes, Indigentes... añadan ustedes el colectivo que quieran a esta lista.
A esos que los gobierne Rita la Cantaora, como dicen en mi pueblo. O si los escondemos mejor. Bueno, una fotito de vez en cuando para quedar de solidarios, y a otra cosa mariposa.
Un poquito más de sensibilidad no les vendría mal a esta gente que tanto quiere gobernar, y no para decorar sus despachos precisamente, sino para tratar a la Gente, con mayúscula todos ellos.
Ese colectivo ignorado que cada uno tiene clavado en lo más profundo de su corazón es el que da verdadero asiento a la sociedad, el que le pone los pies en el suelo a tanta tontería.

Tienen mucha Torpeza, señores políticos. El resto de calificativos que los ponga la MINORÍA.